Agnes Gonxha

Foto: archimadrid.org 

 

 

 

 

«Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo… Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño… Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida. Sin embargo, en cada vida, en cada vuelo, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino». Teresa de Calcuta.

 

 

 

 

Todos los caminos llevan a…

Esta semana hemos aprendido que hay más de un camino para llegar a nuestro destino. Solo hay que encontrar el apropiado.

Agnes Gonxha Bojaxhiu

A la edad de 18 años dejó su hogar para comenzar con su vida religiosa. Viajó a Irlanda donde, al ingresar en el Instituto de la Bienaventurada Virgen María, adoptó el alias por el que se le conocería en todo el mundo, hermana María Teresa.

Durante los años siguientes se dedicó a la enseñanza en la India, pero el 10 de septiembre de 1946, durante un viaje a la ciudad de Darjeeling su vida cambió. Según sus propias palabras, en aquel momento recibió la «inspiración» o «llamada dentro de la llamada» y los meses siguientes experimentó varias revelaciones en las que el propio Jesús le pidió que fundase las Misioneras de la Caridad.

A partir de entonces, la hermana María Teresa comenzó el trabajo humanitario al que se dedicaría el resto de su vida. Lo que empezó de forma modesta, con la creación de un hogar para moribundos en Calcuta, pronto se convirtió en una oleada de centros sanitarios en distintas partes de la India. Más tarde, su labor se extendería a nivel internacional.

Vida Madre Teresa de Calcuta. Parte 1.

Si te ha gustado, puedes ver seguir viendo pinchando en los siguientes enlaces.