Cuento: ¿Qué es el amor?

Antes de contar este cuento en clase, le pregunté a mis alumnos:
¿Qué es el amor?
– “El amor es compartir”
– “El amor es darse abrazos”.
– “El amor es cuidarse”.
– “Es darse besitos”.
Y vosotros, ¿sentís amor?
– “Sí, yo hacia mi madre”.
– “Sí, yo siento amor por mi abuela”.
– “Yo por mi hermana y mi hermano”.

Cómo veis las respuestas de los niños siempre sorprenden. El amor diligente está presente en sus vidas y eso es fantástico. 
 Pero y ¿si un niño nos pregunta a nosotros?: “¿QUÉ ES EL AMOR? Esa es la cuestión que la

protagonista de este cuento, Emma, se plantea. Por eso, todas sus preguntas van dirigidas a su mamá, amante de las flores; a su papá, a quien le encanta el fútbol; a su abuela repostera; y a su abuelo, trabajador quien trabajó en una fábrica de coches. 

Cada uno tiene su propia metáfora. Para su mamá, el amor es una cosa que se abre muy despacio como las flores en primavera. Para papá el amor es una cosa que llega sin avisar, como cuando tu equipo de fútbol mete un gol en el último minuto. Para la abuela…
Para atraer al amor, Emma pone en práctica todo lo que le ha dicho su familia: el amor es compartir, ver un partido de fútbol…
Pero Emma no queda satisfecha. Quiere saber más: “¿de qué color es?, ¿es dulce o salado?, ¿grande o pequeño?, ¿qué es estar enamorado? y su familia trata de responderle con metáforas: es de muchos colores, como las flores; es grande y redondo como una pelota de fútbol, es…
Cristina leyó a sus compañeros el cuento
después de haberlo trabajado en clase.
Cristina leyó a sus compañeros el cuento después de haberlo trabajado en clase.
Un día, su amigo Mateo llega a casa y ella, comparte un trozo de bizcocho. 
Os dejo un vídeo para que podáis ver el cuento, se lo contéis a vuestros niños o alumnos o para que haya un intercambio de papeles y seáis vosotros a los que os lo cuenten.

Autor entrada: Macarena

Me llamo Macarena y desde hace 8 años soy profesora de educación primaria, especializada en Lengua Extranjera-Inglés. Desde bien pequeña me ha llamado la atención el mundo de la enseñanza y el aprendizaje, por lo que una vez que comencé mi aventura universitaria, decidí formarme para ser lo que quería. Ser maestra. Y además, hacerlo especializándome en una lengua extranjera, inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.