Diálogo

El diálogo es un intercambio de información y opiniones, que une a las personas que participan en él. Al conversar, si escuchamos con atención antes de intervenir, las palabras se llenan de significado.

Libro Amar.

Como cada semana, les he mostrado la ilustración a los niños y les he preguntado qué les suscita la ilustración y qué creen que es el diálogo. Sus respuestas han sido estas:

  • «Intercambio de información». (Samuel)
  • «Intercambio: como tú estás feliz y te quita la alegría para dársela a quien la necesite». (Hugo)
  • «Estar feliz». (Daniela)
  • «Ayudar a las personas y trabajar en equipo». (Nuria)
  • «Cuando tienes que trabajar en equipo». (Raquel)

Lo que les decimos a los niños y cómo se lo decimos será clave para formar su personalidad. 

El díálogo es fundamental a la hora del apego y de mantener una relación de confianza con los niños. Establecer un diálogo con ellos les da seguridad y se sienten valorados.

El diálogo es fundamental a la hora de estrechar lazos y mantener una relación de confianza y cariño con tus hijos. Les hace sentirse seguros y valorados, y es el vehículo esencial para la comunicación y la transmisión de valores. Sin embargo, a menudo la falta de tiempo, el cansancio o las preocupaciones cotidianas hacen que no aprovechemos las oportunidades que nos brindan para conocer mejor a los niños y compartir sus miedos y experiencias. Te damos diez claves para lograr una comunicación fluida con tus hijos.

CLAVES PARA ESTABLECER DIÁLOGO CON LOS NIÑOS

  1. Encontrar el momento y el lugar. Podemos preguntarle a los niños qué tal les ha ido en el cole no nada más salir de él sino creando un momento tranquilo en casa: merendando, preparando la comida…
  2. Mostrar interés y atención por sus respuestas. La clave está en saber escuchar. De esta forma los niños se sienten valorados, aumenta su autoestima y confianza por lo que, al día siguiente, estarán deseando contar de nuevo su experiencia.
  3. Ser pacientes y tolerantes. Mostrar respeto por sus gustos y sus problemas e intentar entenderlos aunque, a veces, no resulte fácil.
  4. Resolver los conflictos de forma pacífica. Sin voces.
  5. Crear un ambiente positivo, de confianza y de tranquilidad. De este modo, resultará más sencillo que los niños confíen y expliquen sus experiencias y preocupaciones diarias.
  6. Hacerlos partícipes de las decisiones. Verán que tenemos en cuenta su opinión. Podemos consultarles cuestiones sencillas para que se sientan partícipes.
  7. Aprovechar los momentos en familia -o en clase-. Hora de la comida, salidas…
  8. Identificar temas que sean de sus gustos e intereses. Aficiones, amigos, música, libros…
  9. Sin tabúes. Es importante que conozcan los temas importantes de quienes más los aman. Es importante que estén bien informados de primera mano.
  10. Pregutarles por su opinión. Generar debates ayudará a estructurar su pensamiento y a argumentar sus ideas.

FICHAS DE ACTIVIDADES

Fuente: aulaplaneta.com