Marta Vieira da Silva

Foto: https://as01.epimg.net

El sabor de los obstáculos

Para alcanzar cualquier sueño hay que recorrer un camino. Y ese camino, por lo general, tiene obstáculos que lo hacen más entretenido. Ante ellos, las creatividad se activa para hallar una solución satisfactoria. Por eso, gracias a los obstáculos, los logros saben mejor.

Cuando Marta Vieira da Silva (Brasil, 1986) decidió que quería ser futbolista, le tocó correr y no sólo detrás del balón.

La que es probablemente la mejor futbolista de la historia tenía que echar mano de su velocidad cuando era niña para huir de sus hermanos mayores que iban a buscarla para evitar que los vecinos la vieran practicando un deporte que en Dois Riachos, la pequeña ciudad del noreste de Brasil en la que creció, estaba reservado a los hombres.

«Cuando me veían jugando al fútbol con los niños, mis hermanos mayores venían, corrían detrás de mí para llevarme a casa y yo salía corriendo. La mayoría de veces no conseguían alcanzarme porque era más rápida», recuerda Marta entre risas en conversación con BBC Mundo, como parte de la temporada «100 Mujeres: la mitad del mundo habla».

Su familia creía que el fútbol no era para mujeres y se molestaban con los comentarios de los vecinos.

«Querían que jugara a las muñecas o que hiciera algo para volver al mundo femenino».

«Era la única niña en medio de un montón de niños y no era siempre bien aceptada. Pero nunca desistí porque me di cuenta de que era una forma de progresar en la vida y ayudar a mi familia económicamente y de una cierta manera revertir ese papel de la mujer», apunta.

 

¿Qué obstáculos hay en tu sueño?

 

Fichas de actividades