NeuroEducación:emoción, memoria y aprendizaje INTEF

DESCRIPCIÓN GENERAL

«Neuroeducación: emoción, memoria y aprendizaje» es una propuesta de formación inspirada en el trabajo de muchos investigadores sobre la dimensión afectiva del aprendizaje. Este MOOC concibe el espacio educativo como un lugar social y emocional desde el que los profesores no solo enseñamos nuestra asignatura, no solo aportamos contenido, sino que también ayudamos a fortalecer y a cultivar las condiciones óptimas para que el aprendizaje dentro de los entornos de socialización y educación sean emocionalmente positivos. Hacemos ciudadanía.

Este MOOC del Grupo de Investigación ReALL (Research in Affective Language Learning) e INTEF concibe lo afectivo como una dimensión complementaria, que no es lo mismo que plantear una alternativa, al trabajo académico de enseñar algo. Todo el mundo enseña algo a alguien, en el curso no nos cuestionamos qué enseñamos ni cómo lo hacemos. Solo se trata de una propuesta reflexiva acerca de los otros aspectos del currículo académico que van unidos a los contenidos; aquellos aspectos que tienen que ver con el alumnado, entendido dentro de un contexto social, como eje o centro del proyecto educativo.

A lo largo del MOOC tendremos ocasión de reflexionar sobre la dimensión afectiva en la enseñanza y en el proceso de aprendizaje. El punto de partida será minimalista: en ausencia de metodología y recursos todo se reduce a la expresión “mis estudiantes y yo”. A partir de ese mínimo haremos una disección entre factores afectivos individuales (motivación, ansiedad, estrés…) y factores afectivos de relación (empatía, dinámicas de grupo, etc.), para plantearnos el modo en que el contexto situacional y lo que ocurre dentro de y entre las personas que están en el aula son los ejes sobre los que muchas veces gira el éxito en el proceso de enseñanza/aprendizaje. Este MOOC te ofrece la oportunidad de crear una comunidad de aprendizaje y ser miembro de ella para enriquecerla con tus reflexiones, tus actividades y tu experiencia.

aprendeintef.es

RETO: MI IDENTIDAD

Haz clic para ver más

 

 

 

 

 

 

RETO: INFOGRAFÍA

Conclusiones para la implementación de estrategias útiles para promover espacios positivos en el aula.

El clima emocional positivo en el aula: de la teoría a la práctica

  • Elogios sí, pero los adecuados.

Para incentivar su motivación de logro, el alumno ha de ser consciente de su propio progreso. Sin olvidar  la importancia de determinados refuerzos no verbales como pueden ser una mirada cómplice, una sonrisa  o un simple golpecito en la espalda del alumno.

  • Rutinas

La realización de determinadas rutinas aporta seguridad al alumno y puede ayudarle a que mejore su sentido de afiliación y de pertenencia al grupo, tan importante para cultivar las buenas relaciones entre compañeros. Se puede comenzar la jornada diaria dedicando unos minutos a la lectura y reflexión de algún tema de actualidad, se puede acabar la misma dedicando unos minutos a la relajación o se pueden dedicar unos minutos a felicitar todo el grupo a un compañero cuando celebre su aniversario.

  • Conectados con la comunidad

Para que el aprendizaje sea significativo, la escuela no puede estar desconectada de lo que ocurre en la vida real.

  • Siempre positivos

Es una realidad que en la escuela, tradicionalmente, ha predominado la detección de errores en detrimento de mostrar las fortalezas o virtudes del alumno (en los exámenes prepondera el subrayado en rojo de los errores). Para luchar contra las actitudes negativas que observamos en muchos alumnos debido a experiencias pasadas negativas se requiere un cambio de mirada y trabajar pacientemente con actividades adecuadas.

  • Posibilidad de elección

Fomentar su participación permitiéndoles posibilidades de elección y haciéndolos protagonistas activos de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Al elegir voluntariamente, los alumnos se involucran más, fomentamos su autonomía y perciben las tareas como un juego, ese mecanismo natural en el que confluyen las emociones, el placer y la recompensa y que es imprescindible para el aprendizaje.

  • Sonríe, por favor

Qué mejor manera para generar climas emocionales positivos que cultivar la sonrisa y cierto desenfado que sabemos que es contagioso. Al fin y al cabo, el contagio emocional es el precursor de la empatía.

  • Importancia de las artes

La neurociencia está demostrando la importancia de las disciplinas artísticas como la música o el teatro, para desarrollar competencias básicas en el proceso de desarrollo personal y académico del alumno como la colaboración, la perseverancia o el autocontrol. Y la adquisición de toda esta serie de habilidades sociales, emocionales y cognitivas no debería aprenderse en actividades marginales, como se hace a menudo, sino que deberían de formar parte del currículo.

  • Aprendizaje social y emocional

La educación emocional ha de ser un proceso continuo que permita adquirir una serie de competencias esenciales para el desarrollo integral del alumno y que le permitan afrontar la vida aumentando su bienestar personal y social.

Fuente: ined21.com

 

RETO: UNA EXPERIENCIA DOCENTE

RETO: REDUCIR LA ANSIEDAD Y FORTALECER LA AUTOESTIMA

Nosotros, hombres modernos, no solemos confiar en los ‘sentimientos’; hablamos de emociones y les contraponemos la deseable objetividad. Pero el niño, en la época anterior a la pubertad necesita de una intensa actividad anímica; quiere adquirir la facultad de sumergirse con sus vivencias en un contexto que está fuera de su horizonte, pues es necesario que desarrolle su interés por el mundo. Si el maestro es, él mismo, un ejemplo en la capacidad de sentir emociones de forma refrenada, a la vez que con fuerte emotividad, desarrollara también la ‘vida emotiva’ de los niños: el maestro que se compromete encontrará alumnos comprometidos y ¿no es esto de lo más importante que la educación y la enseñanza pueden en suma alcanzar?- Fragmento del libro Pedagogía Waldorf. Una educación hacia la libertad.

La crianza respetuosa está basada en el respeto de las necesidades del niño y en pensar en lo que verdaderamente necesita para ser feliz. Darse cuenta de lo que en realidad necesitan en su etapa de desarrollo es fundamental, por lo que el amor y el respeto hacia ellos debe ser prioritario. Los niños necesitan sobre todo, que se cuide su interior y que la familia y la escuela vayamos en la misma línea educativa. Cuando nos dirigimos a los niños, es cada gesto, cada palabra, la forma en la que se dicen las cosas lo que queda grabado en su mente y por ende, se está construyendo su personalidad.

Según Álvaro Bilbao, doctor en Psicología, neuropsicólogo y autor de «El cerebro del niño explicado a los padres», los progenitores actúan de esta manera siempre confiados en que el niño aprenda un buen comportamiento. Pero no es una buena decisión, «puesto que produce en los niños sentimientos de culpabilidad, de frustración, de no conseguir lo que ellos quieren… Todo ello genera en su cerebro un autoconcepto muy negativo sobre ellos mismos, lo que resulta muy perjudicial. Un niño que cree sobre sí mismo que es valiente y obediente —explica—, se enfrentará a la vida sin miedo, con valentía y obedecerá mucho más que un pequeño que está convencido de que es un desobediente y, por tanto, se comportará como tal porque lo tiene muy asumido».

Posiblemente, la mayoría de nosotros, nos hemos criado y educado bajo un clima de autoritarismo y verticalidad que ha conformado en nosotros una creencia sobre los límites y la disciplina que reproducimos constantemente y de manera inconsciente en los niños.  Este curso nos ofrece la posibilidad de pararnos a reflexionar sobre nuestra práctica educativa para solventar el «error» y ayudar a los alumnos a reducir la ansiedad y a fortalecer su autoestima. Esta tarea o reto nos invita a hacer una reflexiono sobre las consecuencias de nuestros actos, sobre la visión que tenemos ante las malas conductas y la posibilidad de modificarlo con el objetivo de crear un clima en el que se genere un ambiente relajado y de aprendizaje muto entre niños y adultos.

 

Fuente:
Aletha Solter y Carla Herrera de Pequeño Gran Humano
enlinea.intef.es

APRENDIZAJE EXPERIENCIAL

La crianza respetuosa está basada en el respeto de las necesidades del niño y en pensar en lo que verdaderamente necesita para ser feliz. Darse cuenta de lo que en realidad necesitan en su etapa de desarrollo es fundamental, por lo que el amor y el respeto hacia ellos debe ser prioritario. Sin darnos cuenta, aceleramos el ritmo de «la vida», sin respetar los tiempos de los niños: que aprendan a leer y a escribir antes de tiempo, los idiomas, tocar instrumentos… acercar a los niños a estos mundos está genial siempre y cuando no sea desde la obligación.

Seguir leyendo…

Autor entrada: Macarena

Me llamo Macarena y desde hace 9 años soy profesora de educación primaria, especializada en Lengua Extranjera-Inglés. Desde bien pequeña me ha llamado la atención el mundo de la enseñanza y el aprendizaje, por lo que una vez que comencé mi aventura universitaria, decidí formarme para ser lo que quería. Ser maestra. “Es al niño al que hay que tener en cuenta ante todo; la cuestión es liberarle de los obstáculos que dificultan su desarrollo y ayudarle a vivir. Una vez se comprende este principio, se constata un cambio radical en el comportamiento del adulto en relación al niño”. -M. Montessori-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.