Niños felices

 Niños felices

FELICIDAD. f. Estado de grata satisfacción espiritual y física.

RAE.

Según la OCDE -Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económic-, Dinamarca lleva siendo desde 1973 uno de los países más felices del mundo. Jessica Joelle Alexander (columnista estadounidense) e Iben Dissing Sandah (psicoterapeuta) – ambas autoras del libro Cómo criar niños felices– nos desvelan el secreto de la felicidad de este país: el estilo de crianza. Esto se logra gracias a que, desde pequeños, los niños están en contacto con sus sentimientos, tienen seguridad en sí mismos y la capacidad para ver el lado positivo de las cosas. 

Si os apetece descubrir las 6 claves para educar niños felices según estas dos autoras, os dejo el enlace aquí.

Ya sabéis que a mí me gusta basarme en evidencias científicas a la hora de escribir sobre algún tema, y más aún hablando de educación, ya que «no todo vale». Por eso, esta vez he elegido a Álvaro Bilbao -neuropsicólogo- para hablar sobre niños felices.

La felicidad es una conjunción de carácter, seguridad, confianza, capacidad de defender nuestros derechos y una mirada de optimismo.

Álvaro Bilbao.

La ciencia ha demostrado que los gritos, los insultos y los castigos no son eficaces y generan una baja autoestima en el niño.

Para ayudar a nuestros peques a desarrollar un pensamiento positivo, Álvaro nos propone 6 acciones:

  • Tolerar la frustración: la palabra «no» es una palabra común y tiene que estar en el vocabulario de los niños (y de los adultos).
  • Evitar colmar todos sus deseos: la felicidad no se puede comprar, solo podemos encontrarla en nosotros mismos. Si le damos al niño todo lo que nos pide, no le estamos ayudando a descubrir su interior ni a valorar lo que tiene o rodea. Lo estamos centrando el deseo por lo material.
  • Cultivar la paciencia: enséñales los límites del tiempo. Atiéndeles cuanto antes, pero con calma, sin perder los nervios ni con prisas. Vivimos en una sociedad del «ahora y ya», enseñar a los niños a ser pacientes, a disfrutar del proceso a la hora de conseguir un objetivo, hará que los más pequeños aprendan a ser pacientes.
  • Foco en lo positivo: a menudo los niños se centran en todo aquello que no tienen. Nosotros, debemos ayudarles a descubrir todo aquello que tienen y de lo que pueden disfrutar, de esa manera, podrá disfrutar de pequeñas cosas más allá de los objetos materiales como un paseo por el campo, ver una película en familia, hacer una receta juntos…
  • Cultivar el agradecimiento: enséñale a ser agradecido empezando por ti. Da la gracias. No olvidemos que nosotros somos su mejor ejemplo.
  • Incentiva sus hobbies: sumergiste en una actividad gratificante y desconectar por unas horas es la absoluta felicidad. ¿Qué le gusta a tus niños? Pregúntales y dedica tiempo a esa actividad que tanto les apasiona: un deporte, bailar, cocinar, pintar…

Siguiendo estos pequeños consejos, ayudaremos a los más pequeños a mejorar su autoestima y lo más importante, ayudaremos a que sean felices.

Macarena Chaves Pecero

Me llamo Macarena y desde hace 11 años soy profesora de educación primaria, especializada en Lengua Extranjera-Inglés. Desde bien pequeña me ha llamado la atención el mundo de la enseñanza y el aprendizaje, por lo que una vez que comencé mi aventura universitaria, decidí formarme para ser lo que quería. Ser maestra. “Es al niño al que hay que tener en cuenta ante todo; la cuestión es liberarle de los obstáculos que dificultan su desarrollo y ayudarle a vivir. Una vez se comprende este principio, se constata un cambio radical en el comportamiento del adulto en relación al niño”. -M. Montessori-.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.