Ira


«La ira es velocísima: te domina y se va casi sin que te des cuenta: Por lo general suele adueñarse de ti en situaciones que consideras injustas o que atentan contra tu bienestar».


Durante esta semana hemos aprendido que la ira también es conocida como ‘rabia’, ‘cólera’ o ‘furia’.
La ira ha sonado en nuestra aula . He elegido un fragmento de la Orquesta Filarmónica de Praga. El compositor, Hans Zimmer, ha logrado acercarnos a que identifiquemos esta emoción con su música. Esto es lo que han dicho los niños:

  • Álvaro Correa: «La música ha sonado fuerte y me ha recordado a la ira».
  • Rodrigo: «El pájaro está enfadado, y la música ha sonado muy fuerte. Creo que es la ira».
  • Gonzalo: «Ira. Todo es de color rojo. La música suena fuerte y tensa, como el agobio».
  • Alejandro González: «Ira. Porque todo es de color rojo».
  • Alejandro Terrón: «Creo que es la ira. El pájaro está enfadado. Todo es rojo y negro».
  • Antonio: «Es la ira porque el pájaro está enfadado, mirando a alguien. La música es de enfado y todo es rojo y negro».
  • Miguel: «Creo que es la ira porque la música suena ‘rabiosa’ y la ilustración está en rojo y negro. Además, al pájaro se le caen la plumas de su enfado».
  • Elena: » Rabia. Yo sé que el rojo es el color de la rabia y la música es también de rabia».
  • Daniela: «Rabia, porque esta todo muy tenso y a mi me recuerda a cuando tengo rabia».
  • Alba: «Creo que es la rabia, porque me parece que el pájaro está enfadado y la música que suena parece de rabia».
  • Alejandro Huerta: «Yo creo que es la ira. Porque el pájaro está enfadado».
  • Rocío: «Ira. La música me sonó a eso y me dio escalofríos».
  • Alejandro Moreno: «Pues yo creo que es el miedo, por la música».
  • Paula: «Ira. La canción es muy nerviosa y me recuerda a cuando me entra ira, que me pongo nerviosa».

Al día siguiente, cuando descubrimos la solución, estuvimos largo rato hablando sobre quién, cuándo y por qué habían sentido alguna vez esta emoción y, todos la habían experimentado alguna vez antes situaciones que ellos consideraban injunstas.
El Emocionario nos plantea una pregunta: ¿la ira es útil? Las respuestas entre ellos fueron muy diversas y, después de escuchar todas las opiniones y debatir, seguimos leyendo el texto que acompaña a la ira y nos quedó claro que «en una sociedad civilizada, no; porque la ira es una emoción que no te deja pensar».  Es la consecuencia de que el odio nos ha movido y nos ha llevado a la acción.
Ahora sabemos qué es la ira, a qué suena y qué se siente. Sabemos que una palabra de tan solo tres letras puede hacer mucho daño, puede dominarnos, ganarnos en velocidad y después desaparece sin decir adiós. Ahora somos un poco más inteligentes emocionalmente y vamos a controlarla antes de darle paso.

FICHAS DE ACTIVIDADES