¿Qué palabras motivan al alumnado?

 ¿Qué palabras motivan al alumnado?

Automotivación. Compromiso. Siempre hemos querido que los alumnos sientan pasión por el aprendizaje y estén motivados intrínsecamente. Con el aprendizaje que, en tiempos de pandemia, se mueve hacia un ambiente hogareño, estas características son más importantes que nunca, y la forma en la que nosotros, como educadores, enmarcamos estas experiencias de aprendizaje pueden tener un impacto profundo en cómo se sienten los alumnos sobre ello.

Esto será especialmente importante par algunos alumnos. Considera que existen barreras que pueden impactar en el aprendizaje en casa: carencia de internet, dispositivos electrónicos y/o apoyo. Añadimos, a toda esta mezcla, por ejemplo, la prioridad de apoyar a hermanos, tener trabajos esenciales y lidiar con el estrés, está claro que la motivación, el ingenio y la autorregulación son fundamentales. 

Esto no quiere decir que el compromiso de los alumnos sea todo. Los colegios tienen que tener en cuenta las barreras para garantizar que los alumnos tienen los suministros necesarios para acceder al aprendizaje. Pero el acceso no garantizará la igualdad de oportunidades para aprender si, además, no les ayudamos a que lleguen a ser comprometidos, innovadores y empoderados. 

Si aprendimos algo, la pasada primavera cuando los colegios se cerraron y los niños estuvieron en casa, fue que los alumnos lucharon por mantenerse comprometidos. ¿Y si parte del problema ha sido cómo hemos enmarcado el trabajo? ¿Qué pasa si, sin quererlo, tomamos un trabajo atractivo, inspirador e impresionante y hacemos que hacerlo sea un acto de obligación en lugar de compromiso, simplemente por la forma en que lo enmarcamos?

Veamos esto con un ejemplo:

Maestro/a 1. “Chicos, tengo varias elecciones para vosotros sobre cómo la geografía afecta donde las personas deciden vivir y la forma en la que viven. Espero que elijáis, al menos, dos recursos diferentes para investigar y, además, quiero que elijáis una actividad para probar. Para obtener la máxima puntuación en vuestras notas, necesitaréis citar las recursos utilizados».

Maestro/a 2. “Chicos, tenéis varias elecciones para saber cómo aprender sobre cómo la geografía afecta al lugar donde  las personas deciden vivir y la forma en la que viven. No olvidéis utilizar al menos dos fuentes diferentes y, después, elegid una actividad para probar. ¡Podéis hacer más de una si queréis! Recordad citar los recursos utilizados para dar crédito a otros autores y organizaciones y aumentar la credibilidad de vuestro trabajo». 

Si os fijáis el primer maestro enfatiza la obediencia mediante el uso de un lenguaje centrado en el profesor: quiero, espero, tengoy una motivación extrínseca enfatizada por “obtener la máxima puntuación”. Detrás de esto hay un mensaje oculto: “Los niños, seguramente, no quieran hacer el trabajo, por lo que necesito decirles qué hacer y motivarlos para hacerlo”. 

El segundo maestro utiliza un lenguaje centrado en el alumno, ofreciéndole invitaciones y sugerencias, hablando principalmente en segunda persona en lugar de primera. Su suposición y expectativa es que los alumnos estén motivados para aprender, y su papel es guiarlos y apoyarlos en su aprendizaje. 

Para conseguir esto, podríamos hacer una serie cambios a la hora de cómo mandar la tarea, por ejemplo 

  • De la obediencia al compromiso

En lugar de decir “Espero que todos….” intentar decir “Vuestro próximo reto es…”

En lugar de decir “Quiero que…” intentar decir “El objetivo a conseguir…”

  • De “la propiedad del profesor” a “la propiedad del alumno”.

En lugar de decir “Aquí tenéis tres cosas que tenéis que hacer” intentar decir “Aquí tenéis tres cosas para intentar mientras”

En lugar de decir “He creado algunas opciones para vosotros” intentar decir “Tenéis algunas opciones para tener en cuenta”.

  • De la motivación extrínseca a la motivación intrínseca.

Cambiar los hábitos del lenguaje es una tarea difícil. Te animo a grabarte para escucharte y observar la diferencia. También puedes mirar las rúbricas, tareas que les mandas. ¿Qué frases utilizas para enfatizar la propiedad, compromiso y la motivación intrínseca de los alumnos? ¿Cuáles tienen una falsa intención que indican lo contrario? 

Hay tanto por adaptar para adaptar para apoyar el aprendizaje de los alumnos que puede resultar abrumador y hay tantas cosas que no están bajo nuestro control… El lenguaje es algo simple y con poder que podemos controlar.

Este trabajo no es sobre nosotros. No tenemos que poner poder en nuestros alumnos, sino proporcionarles con nuestro apoyo que pueden encontrar el suyo dentro de ellos mismos. Y, cuando hablemos sobre el aprendizaje como si fuese una recompensa y le damos los andamios y el apoyo para emprender su viaje, estaremos más cerca de nuestra intención: que nuestros alumnos encuentren los recursos que necesitan y utilicen sus voces para compartir lo que saben de la forma en la que son relevantes, auténticas y significativas para ellos.

Artículo basado en How to choose Words that motivate Students during online learning. (Edutopia)

Macarena Chaves Pecero

Me llamo Macarena y desde hace 11 años soy profesora de educación primaria, especializada en Lengua Extranjera-Inglés. Desde bien pequeña me ha llamado la atención el mundo de la enseñanza y el aprendizaje, por lo que una vez que comencé mi aventura universitaria, decidí formarme para ser lo que quería. Ser maestra. “Es al niño al que hay que tener en cuenta ante todo; la cuestión es liberarle de los obstáculos que dificultan su desarrollo y ayudarle a vivir. Una vez se comprende este principio, se constata un cambio radical en el comportamiento del adulto en relación al niño”. -M. Montessori-.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.